Niños y Ostomía

Gloria Jiménez

Gloria Jiménez

Share on facebook
Share on whatsapp

En general, los cuidados y consideraciones en niños y adolescentes ostomizados son los mismos que los indicados en adultos.

En la mayor parte de los casos, las ostomías en edad pediátrica suelen ser de carácter temporal, aunque existen casos en los que se convierte en un proceso permanente.

La elección del dispositivo dependerá de la ubicación del estoma y del tipo de intervención. Existen para niños dispositivos más pequeños, especialmente adaptados para ellos. Entre los 12 y 18 años pueden hacer el cambio a los dispositivos de adultos.

Es importante tener en cuenta el crecimiento y desarrollo propio de esta edad siendo necesario medir con mayor frecuencia el tamaño o diámetro del estoma.

Los niños y adolescentes con ostomías pueden deshidratarse con mayor facilidad, por lo que es necesario estar más pendientes de que tomen los líquidos necesarios para evitar su deshidratación.

Pueden realizar cualquier tipo de actividad física, pero como en el caso de los adultos, habrá que poner especial cuidado para evitar algún de tipo de impacto con el estoma.

 

 

Los niños ostomizados, podrán retomar sus clases una vez recuperados. Es importante comunicar la nueva situación a sus educadores, dando las indicaciones necesarias sobre el cuidado del estoma, para que sirvan de apoyo en caso necesario.

Es recomendable acudir al centro de educación con varias bolsas de ostomía extra y material de repuesto.

Comparte este post:

Share on facebook
Share on whatsapp
Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo

Accede a tu cuenta: