Viajar en AVIÓN con Ostomía

Gloria Jiménez

Gloria Jiménez

Si viajar en avión puede resultar a veces incómodo para una persona en condiciones normales, para una persona que porta una bolsa de ostomía, el tránsito en avión puede ser, en un momento dado, un momento angustioso y preocupante.

Para que tu viaje en avión sea placentero y tengas total seguridad al emprenderlo, te dejamos aquí una serie de pautas:

  1. Cambia tu dispositivo o vacía el mismo antes de cruzar los controles de seguridad, así, si se produce un registro será menos incomodo o embarazoso. Si te preguntan que llevas debajo de la ropa y quieren inspeccionarte con más detalle, pide que lo hagan en una zona privada.
  2. Recuerda que el equipaje que se factura algunas veces se pierde o sufre retrasos. Lleva todo tipo de material adicional contigo en el avión en tu equipaje de mano.
  3. Ten en cuenta que los baños de los aviones pueden no resultar lo suficientemente cómodos y espaciosos para realizar acciones como cambiar o vaciar la bolsa de ostomía. Lleva material adecuado de recolección y limpieza para ello.

 

 

4. Debido a los controles de seguridad no podrás subir tijeras ni material cortante al avión. Recuerda llevar los discos previamente cortados.

5. Es importante que lleves contigo un certificado médico que puede ser necesario en los controles de seguridad para pasar tu medicación y material médico. Algunas compañías farmacéuticas emiten pasaportes para personas con colostomía, ileostomía y urostomía, en diferentes idiomas donde se indica la necesidad de portar suministros de ostomía.

6. Vigila la hidratación.

7. Trata de reservar asiento en el pasillo. De esta forma tendrás fácil acceso al aseo por si tienes alguna urgencia.

8. El cambio de clima también debe ser considerado. A este respecto, los profesionales indican que en climas cálidos es probable que el estoma transpire más y sea necesario cambiar la bolsa con frecuencia. Del mismo modo, el calor también deberá tenerse en cuenta. En estos casos, es aconsejable beber más cantidad de agua e informarse si debe portar algún fármaco especial.

9. Evita consumir bebidas gaseosas o alimentos que produzcan gases para evitar que, con la presión de cabina, la bolsa de ostomía se hinche más.

10. Aire en la bolsa. Existen dispositivos que puedes conectarlos a la bolsa para hacer salir el aire sin que tener que abrir la bolsa por abajo. Esto puede ser muy práctico cuando ya estés cansado de tener la bolsa de ostomía inflada. Usa cualquier prenda para cubrirte y haz la operación.

11. Puedes informar de tu ostomía a la persona encargada de tu área en el avión para en caso de urgencia, recibir su asistencia.

12. El cinturón de seguridad en el avión puede ser un inconveniente al rozar tu estoma. En este caso, te recomendamos usar el SIIL protector®. No notarás ningún tipo de roce.

Que nadie ni nada te prive del privilegio de viajar y conocer mundo , algo tan necesario como cualquier otra actividad para tener una vida plena y una salud mental adecuada.

Comparte este post:

Ostomy Products | SIIL Ostomy

Accede a tu cuenta: